La importancia del reciclaje en el cuidado del medio ambiente

El reciclaje del plástico es de suma importancia, pues al tratarse de un material que tarda mucho en degradarse, suele tener bastantes detractores en cuanto a la ecología de sus residuos se refiere. Sin embargo, además de incrementarse su uso en los últimos treinta años, la Asociación de Industriales del Plástico (Asipla), nos indica una serie de beneficios a tener en cuenta que nos otorga el uso del plástico por encima de otras materias. Además, de alguna manera, ayudan también a una mejor conservación del medio ambiente:

  • Gracias a una única botella de plástico adecuadamente procesada en una planta de energía moderna, se puede generar la energía suficiente para mantener una bombilla de 60W encendida durante una hora y media.
  • Su uso en diversos medios de transporte, debido a su ligereza, permite el ahorro de combustible, lo que provoca una emisión siete veces menor de carbono.
  • Nos permite reusar envases y bolsas.
  • Amplio porcentaje de reciclaje del plástico. El plástico de uso postindustrial se recicla en un 95%, mientras que los residuos caseros en un 12,5%.
  • Posee más capacidad calorífica que el carbón o la madera.

Cómo debe reciclarse el plástico

¿Qué podemos reciclar?
Botellas de agua, de refrescos, de bebidas deportivas, botellas de zumos, suavizante, limpiadores varios para el hogar, etc.

¿Cómo debemos reciclar?
Cuando cojas una botella primero vacía el envase. No lo tapes, aplástalo con el pie y guárdalo para llevarlo el lunes al colegio.

Para que el reciclaje del plástico se efectúe de forma correcta, debemos hacer hincapié en la clasificación del consumidor como origen del mismo. Después, tras ser separado por color y tipología (Pet, Pead o Mezcla), se lava, compacta y almacena según sus características físicas.

Existen diferentes formas de reciclar plástico:

  • Reciclaje mecánico que consiste en triturar, lavar, homogeneizar y cortar en trozos, que darán paso a su fundición con la consiguiente conformidad del plástico.
  • Reciclaje químico. Es degradado mediante calor o catalizadores, rompiendo así las macromoléculas y dando paso a monómeros. En este caso, se producen plásticos de igual calidad que los originales.

A raíz del reciclaje de plástico se crean múltiples artículos útiles en nuestra vida diaria:

  • Madera plástica. Con este material se fabrica mobiliario urbano (como bancos y vallas).
  • Fibra textil.
  • Se obtienen del reciclaje de las mismas botellas.
  • Elementos para la construcción (como tuberías o vallas).

Beneficios que conseguimos al reciclar

El hábito de separar residuos y dejarlos en el contenedor correspondiente conlleva una serie de beneficios en forma de reducción de basuras en los vertederos, ahorro de materias primas y energía, disminución de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) implicadas en el cambio climático, creación de puestos de trabajo o nuevos productos.

Durante 2018, gracias al reciclaje de los citados 1,3 millones de toneladas de envases, se ahorraron:

  • Las emisiones de 1,2 millones de toneladas de CO2 equivalentes a la atmósfera.
  • 4,6 millones de megavatios hora (MWh), la energía que necesitan el 47,5% de los smartphones que hay en España.
  • 24,8 millones de metros cúbicos de agua, el equivalente a lo que gastan diariamente en la ducha todos los madrileños durante un mes (6,4 millones de personas).

En sectores como el de la limpieza, cobra especial importancia el reciclaje ya que a diario, se utilizan multitud de productos embotellados en plásticos.

Desde Grupo TESCO, fomentamos el reciclaje de plásticos, papel y vidrio con la instalación de contenedores de diferentes colores destinados a la separación y reciclaje de los deshechos.