Las líneas Aéreas de distribución eléctrica que atraviesan nuestro país que empezaron su construcción, sobre todo, durante el periodo de electrificación de España de los años 50, no ha parado de crecer ante la fuerte demanda de electricidad doméstica, por la industria y por la red de AVE que se ha ido construyendo en toda la península Ibérica.

Como muchas de las instalaciones que requieren un mantenimiento predictivo es necesario realizar comprobaciones de sobrecarga de tensión en esas líneas aéreas mediante imágenes termografiadas, siendo hasta ahora el elemento más utilizado por la difícil accesibilidad a estas torres y líneas, el helicóptero equipado con cámara termográfica de alta definición, todo ello con el elevado coste que representa.

Helicóptero haciendo termografías

Un ejemplo de la adaptación y combinación de necesidades con economicidad es la sustitución que actualmente se da por drones equipados con cámara termográfica que realizan las mismas funciones técnicas que los Helicópteros que venían utilizándose asta ahora.

Dron con cámara termográfica