Control Integrado de Plagas (CIP), reducción de impacto ambiental

El concepto de Control y/o Manejo integrado de Plagas, supone la combinación de métodos con el objeto de lograr mejores resultados en la eliminación de plagas con un mínimo impacto ambiental.

El Manejo Integrado de Plagas es un nuevo concepto de control de plagas, con nuevos procedimientos alternativos a la simple aplicación de insecticidas y pesticidas.

Consiste en la integración de las medidas adecuadas para evitar el desarrollo de las poblaciones de plagas, manteniendo el uso de pesticidas y  reduciendo los riesgos que suponen para la salud y el ecosistema. Las plagas son identificadas, los umbrales de acción son considerados y todas las posibilidades de control son tenidas en cuenta y evaluadas.

Esta técnica incluye medidas preventivas, tácticas de exclusión, monitoreo, uso de trampas, higiene y modificación del hábitat, barreras físicas, control mecánico, manejo etológico o conocimiento del comportamiento de la plaga entre otros.

En Grupo TESCO utilizamos técnicas CIP para el control de plagas por debajo del umbral considerado nocivo. Dichas técnicas minimizan el impacto medioambiental.